En sus puestos… preparados, listos… ¡¡ya!!

Cada vez que cogemos el coche, nuestra máxima pretensión es llegar cuanto antes, pero tranquilamente, a nuestro destino.

Vamos por la carretera, a una velocidad considerable, y de repente… tenemos que parar porque hay una lucecita roja que nos lo manda, por encima de todo.

Por supuesto, hay que respetar todas las señales, y sobre todo, los semáforos.

Pero si cada vez que te paras, puedes contemplar un diseño original y llamativo, mejor que mejor.

Aquí os dejamos algunos ejemplos que hemos encontrado esta semana por la web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *