Las bicicletas son para el verano…

Además de ser el título de una conocida película, es una verdad como un templo.

Una tarde soleada de julio, cuando baja un poquito el calor, no hay nada mejor que subirse a una bicicleta y pedalear, a donde la ciudad te lleve…

En España, a diferencia de otros países, son pocas las bicicletas que se ven por la calle. En este país somos más de coche, o transporte público (por aquello de ahorrar).

Amsterdam, por ejemplo, es una de las ciudades donde hay casi más bicicletas que habitantes por metro cuadrado.

Para todos aquellos que salen a disfrutar con la  bici, y suelen aparcarla en la calle, y no atada a un árbol, os presentamos algunas ideas de “‘aparcabicicletas“‘. Espero que os gusten…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *