¿Se puede comer sano a base de golosinas?

Nuestros padres siempre nos dijeron que las gominolas no eran buenas para los dientes, ni para el estómago, y no había que abusar de ellas.

Pero todos sabemos, que éstas son una “‘delicatessen“‘ para los más pequeños, desde que les salen los primeros dientes.

¿Y si os dijera que las golosinas pueden resultar tan saludables como unos pimientos del piquillo, o una cebolla caramelizada?.

Algo así nos presenta un pastelero soriano. Juan Carlos Lavilla es capaz de hacer sus propias gominolas, pero con sabores completamente diferentes a “‘los ositos”‘ de toda la vida.

Pimientos, tomates, espárragos, judías verdes, cebolla y zanahoria. Todos ellos vegetales y verduras presentes en nuestra dieta mediterránea, que este moderno cocinero convierte en sabrosas golosinas.

¿Cómo te imaginas, una “‘chuchería”‘ con sabor a berengena?. Los sorianos ya pueden comprobar su sabor, ya que en esta pastelería se pueden comprar todo tipo de “‘chuches”‘, con sabores únicos.

En sus recetas el ingrediente principal es el azúcar.

Juan Carlos Lavilla es casi un “‘artista-confitero”‘, dueño del local Tres Chocolates, ubicado en la localidad soriana de Ágreda.

Este invento gastronómico surge de las Jornadas de la Verdura de la Ribera. Allí comenzó a planear la idea sobre su cabeza y se puso manos a la obra, hasta dar con la textura exacta.

“Buscaba algo para poder acompañar la carne o el pescado que fuese totalmente diferente”.  Y vaya si lo ha conseguido.

Sabores impactantes envueltos en texturas de golosinas. La solución ideal para todos aquellos niñ@s a los que no les gustan las verduras…

¿Podrían resistirse a una chuches?…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *